Kittens playing with a Japanese parasol by Henriëtte Ronner-Knip
Scroll to zoom, click for slideshow

Kittens playing with a Japanese parasol 1890

Henriëtte Ronner-Knip

PapelPintura de aceitePanelPintura
27 ⨯ 36 cm
€ 15.000

Simonis & Buunk

  • Sobre la obra de arte
    Provenance: Private collection United States

    Henriëtte Ronner-Knip initially painted dogs and other animal pictures, but after 1870 mainly specialised in cats. With unerring skill she depicted the texture of fur, eyes and colouring, while often capturing the sometimes tranquil, sometimes playful or inquisitive nature of cats. Her work was hugely popular among the 19th century’s burgeoning middle classes. Thus her domestic pets were often shown playing, sleeping or crawling on or over expensive furniture and sumptuous fabrics, so fashionable at the time among the newly rich bourgeoisie. Ronner-Knip was knighted for her work in the Netherlands and Belgium alike.
  • Sobre el artista
    Henriëtte Ronner-Knip nació el 31 de mayo de 1821. Nació en Amsterdam. Henriëtte Ronner-Knip es conocida por sus pinturas de animales, especialmente gatos en el estilo romántico. Henriëtte Ronner-Knip inicialmente pintó perros y otros cuadros de animales, pero después de 1870 se especializó principalmente en gatos. Con sus habilidades impecables, representó la textura del pelaje, los ojos y el color, mientras que a menudo capturaba la naturaleza a veces tranquila, a veces juguetona o curiosa de los gatos. Su trabajo fue muy popular entre las florecientes clases medias del siglo XIX. Así, a menudo se mostraba a sus mascotas domésticas jugando, durmiendo o gateando sobre o sobre muebles caros y telas suntuosas, tan de moda en ese momento entre la nueva burguesía rica. Ronner-Knip también fue nombrada caballero por su trabajo en los Países Bajos y Bélgica. En sus últimos años tuvo una casa con un gran jardín, donde tenía perros de caza, gatos y un loro que usaba como modelos. Después de observarlos en su estudio, hacía esculturas de papel en las poses deseadas y las unía con accesorios, como muebles y telas. Colaboró ​​ocasionalmente con el artista de género David Col. En 1887, recibió la Orden de Leopoldo y, en 1901, se convirtió en miembro de la Orden de Orange-Nassau. Su hijo Alfred y sus hijas Alice y Emma también se convirtieron en artistas. A menudo exhibía con ellos. Henriëtte Ronner-Knip murió el 28 de febrero de 1909 en Ixelles.

¿Está interesado en comprar esta obra de arte?